COLCHONES ORGANICOS


 

 

SUEÑO, SALUD Y BELLEZA NATURAL

 

 

Una buena noche de sueño tiende a dejarte sintiéndote refrescado, alerta y animado. De acuerdo a un nuevo estudio, también podría hacerte lucir más joven y más atractivo para los demás, dio a conocer Health.com.

 

Para probar si hay algo de verdad en la noción de la Bella durmiente, investigadores en Suecia tomaron fotografías de 23 hombres y mujeres de edades entre 18 y 31 años, después de que durmieron ocho horas, explicó el portal.

 

Repitieron el proceso, excepto que esta vez, los investigadores mantuvieron a los voluntarios despiertos durante 31 horas luego de dejarlos dormir sólo cinco horas la noche previa. (Para ambas fotografías, a los participantes se les pidió no usar maquillaje, dejar su cabello suelto y asearse de la misma manera).

 

Cuando los investigadores mezclaron todas las fotos y pidieron a 65 personas que calificaran cuán atractivas, cansadas, saludables se veían los participantes del estudio, las fotografías de las personas bien descansadas tuvieron una calificación significativamente más alta.

 

Comparada con sus otros yo descansados, la gente privada del sueño fue juzgada 19% más cansada, 6% menos saludable y 4% menos atractiva, precisó Health.

 

“El sueño es un "tratamiento de belleza" barato y efectivo, dijo el autor principal del estudio, John Axelsson, doctor y profesor asociado de la clínica de neurosciencia del Instituto Karolinska, en Estocolmo. "De hecho, el sueño debe ser visto como el tratamiento de belleza del cuerpo y como la alternativa preferida para complementar otros tratamientos de belleza".

  

La privación del sueño puede tener un efecto en los rasgos de la persona", dijo Donna Arand, doctora y directora clínica del Centro de Desórdenes del Suelo Kettering, en Dayton.

 

"Los ojos de las personas no parece estar tan bien abiertos, los músculos de su cara son más estirados o relajados", dice Arand. "El sueño ayuda a reparar el tono muscular y la degradación psicológica que ocurre después de estar 16 horas despierto en un día normal".

 

Cuando dormimos, nuestro sudor "naturalmente humecta" nuestra piel, y acostarnos incrementa "el flujo sanguíneo a la cara, y así las arrugas son menos notorias, al menos temporalmente", dijo, citado por Health.

 

Y el cuerpo secreta más hormona del crecimiento durante el sueño profundo, lo que de alguna manera contribuye a una apariencia más descansada y juvenil.

 

De acuerdo con Axelsson, las potenciales parejas podrían responder a estos cambios sutiles, indicó Health.

 

 

Los humanos han desarrollado "una habilidad para detectar las señales relacionadas al sueño", dijo. "Se ha propuesto que las señales faciales percibidas como atractivas son señales de una buena salud y han sido seleccionadas evolutivamente para guiar la elección de una pareja y la exitosa transmisión de los genes".


 

 

  

Tecnología

 

Mexicana